¿Sabías que El Tour Down Under, que se celebra en Australia, comienza sin mujeres en la entrega de premios después de cada carrera? Pues sí, en Europa, es diferente. Y es que las chicas guapas seguirán “besando sinceramente” a los campeones, recién sudorosos después de cada etapa, carrera,… Es mucha la diferencia con por ejemplo las azafatas de la vuelta ciclista España 2016, donde es tradición el beso en ambas mejillas a los ganadores de cada categoría.

En Australia, el Gobierno ha decidido eliminar esta ¿estúpida? función con la que cumplen las preciosas azafatas en cada competición. El argumento del gobierno australiano es que ellos: “ya ayudan económica y socialmente a personas con problemas de imagen corporal”. Y es así como se las gastan en Australia, con León Bginell como cabeza visible por ser el ministro de deportes en el Sur de Australia.

Hace poco tiempo, un conocido ciclista español miembro del Sky (el equipo del tantas veces ganador del tour de Francia Chris Froome, decía lo siguiente: “sobran las azafatas en los podios. Es como tratarlas de objetos, infravalorarlas”. Unas declaraciones que nunca llegan en un momento ideal, pero que si que sirven para “destapar” un mundo quizás demasiado machista para los tiempos que corren, y a lo que las mismas azafatas, que también tienen voz, opinan: “que seamos guapas, nosignifica que tengamos que quedarnos en casa o tengamos que parecer objetos …”.

Por otro lado, el director de la Vuelta Ciclista a España, Javier Guillén, contestaba al movimiento australiano: “No ha habido quejas, nuestras azafatas de podio han trabajado en un entorno de dignidad y respeto. Ponemos mujeres junto a deportistas hombres y en la prueba femenina, azafatos”.

Incluso el director del Tour de Francia, Christian Prudhomme, se ve obligado de inmediato a identificar su postura: “son muy guapas, no habrá cambios”. Entre risas simpáticas.

En Abril de 2013, el mismísimo Peter Sagan, durante la ceremonia “besucona” de premios en el podio del Tour de Flandes, tocó el trasero a una de las azafatas mientras éstas, desarrollaban su ardua labor con el campeón de la etapa, el suizo Fabián Cancellara.

Más tarde el mismo Sagan, se disculpó vía redes sociales con: “No ha sido mi intención faltar al respeto a las mujeres hoy en el podio. Fue sólo una broma. Lo lamento si alguien se ha sentido molesto por ello”.

Es curioso que se genere polémica con este asunto, no el sentido de la profesión azafata/azafato, sino que utilicemos la belleza en forma de premio u obsequio. Los valores, principios y educación están relacionados con la belleza del deporte, por supuesto, pero creo que es otro concepto de belleza el que hay que reforzar, el que se tiene que mostrar y fomentar entre los futuros deportistas, las futuras generaciones, incluso las futuras azafatas/azafatos.

Quién dijo que el camino a la evolución sería sencillo o bello???

Podio, azafatas y azafatos
5 (100%) 16 votes