Saltar al contenido

Peter Sagan, el campeón expulsado

peter-sagan-expulsado-tour-de-francia-2017

Solo los mejores tienen la inmensa capacidad de convertir en excepcional cualquier cosa.

Y en eso caben las acciones más increíbles, verosímiles o lamentables, lo de juzgar ya no me corresponde, ya saben. Cada uno tendrá un criterio al respecto.

En la cuarta etapa del Tour de Francia, a unos 200 metros de meta, cuando los 10 ciclista que se disputaban la etapa, pusieron sus corazones a más de 200 pulsaciones por minuto, después de más de 200 km en las patas, Sagan en un intento de hacerse hueco, soltó el codo tratándose de proteger de Mark Cavendish, que se acercó con la sana intención de adelantarle.

Hoy los medio de comunicación de todo el mundo, se levanta en armas contra el corredor que provoca el accidente, Mister Sagan, al que la organización del Tour no dudó en expulsar, después de ver la repetición de la jugada 100 veces, comiéndose un helado bajo el aire acondicionado.

Peter Sagan expulsado del tour de Francia 2017

No voy a justificar una acción antideportiva, aún no sé muy bien, eso sí, apartando las consecuencias de esta caída para el corredor accidentado. Pero: ¿Qué hubiese pasado si Cavendish, le hubiese adelantado y el que va al suelo es Sagan).

El día anterior, Sagan también peleando por una victoria en un sprit de vida o muerte, ganó con solvencia con una pierna. A los mismos cien metros antes mencionados, se le salió el pedal, con la consecuente pérdida de impulso hasta que logró colocar de nuevo el pie. Una genialidad al alcance de casi nadie…

Tampoco voy a juzgar a la organización barriguda del Tour, por esta decisión o cualquier otra, sus motivos tienen e igual de respetable me parece. Pero es justo decir que él antes era elogiado como uno de los ciclistas más extraordinarios de la historia, no solo por la frescura que le aporta a este deporte castigado y sacudido durante décadas por noticias que nada tenían que ver con la limpieza deportiva, ahora es criticado con indiferencia por una acción juzgada, por un grupo de señores muy sabios, al menos eso se le supone…

Es merecido recordar, que el expulsado es actual Campeón del Mundo y que con anterioridad a este acontecimiento, no se le han conocido hechos que pongan en duda su honor y profesionalidad, cuando ha estado en cientos de carreras entrando segundo en meta.

La expulsión es un ejemplo de severidad y disciplina en un deporte ya muy extremo y exigente. Pero queda demostrado que no sirve tener una hoja de servicios implacable en lo profesional y personal, porque en algún momento, un solo segundo es suficiente para alguien ponga en tu expediente, la duda sospechosa de algo que hiciste consciente o no, eso es lo de menos.

Cuando la notoriedad de una noticia, provoca una mayor audiencia, principal vehículo económico de la organización.

Peter Sagan, el campeón expulsado
Puntúa este post