Saltar al contenido

Comete 6 delitos, mata a un ciclista y el juez le deja en libertad.

accidente ciclismo

Así como suena, sin más que añadir, porque el articulo hoy podría acabar aquí mismo.

1.- Conducción temeraria,

2.- positivo en cocaína,

3.- positivo en metanfetamina,

4.- presunto delito de homicidio imprudente,

5.- omisión del deber de socorro,

6.- conducción bajos el efecto del alcohol.

 Una pena que el individuo en cuestión, por llamarle de alguna manera, no se atragantara con una de sus pastillas o con una de sus rayitas, o cualquiera de los cubitos de hielo que alumbraban su vaso de tubo, con el que rezaba el padre nuestro en la disco de turno.

Se lleva por delante la vida de un ciclista de 34 años, Daniel Viñals que ya solo podrá rodar por encima de las nubes.

A primera hora del domingo 30 de abril, salió a la carretera con la intención de hacer su ruta de los domingos. Alguien sano, que se preocupó con seguridad, cenar con un zumo o con un vaso de agua, limpiar su bici y consultar la previsión del tiempo.

M.M.B., las iniciales del autor de los hechos, declaraba ante el juez durante 5 horas, supongo que a duras penas, porque con todo lo que le encontraron en sangre, dudo que no le dijera al juez de turno:

“tronco ha sido sin querer, tengo un sueño que me caigo y me gustaría irme a mi casa, que ya va siendo hora de acostarme.”

Parece todo una broma pesada, pero los acontecimientos se producen este fin de semana pasado en Ibiza (España).

La juez titular de la localidad donde se produce el accidente, en una posición muy recia e imparcial, ya saben, le dio la libertad provisional, a mediodía del domingo, para no hacerle esperar mucho.

Supongo que a la espera de llevarse a otro por delante, entonces si se pensaría su Señoría mandarlo al “trullo”.

Me pregunto si Daniel Viñals llevaba luz trasera roja y blanca por delante, como sugirió hace unas semanas Don Borja en un artículo publicado en El Fielato y El Nora, donde lo adornaba con 26 insultos a los ciclistas por no llevar este tipo de dispositivos en sus bicicletas, explicando que con este método, se reducirían drásticamente las muertes de ciclistas en ruta.

Estimado Don Borja, sigue pensando que las luces a las que hacía referencia en su artículo para la historia, hubiese evitado el arrollamiento de este ciclista por este hijo de la gran puta? 

Señor M.M.B, ¿leyó con detalle las instrucciones de Don Borja o le vendieron droga en mal estado?

Estimada jueza, ¿que es necesario para que un asesinato probado de inmediato, quede castigado con la coherencia de una justicia lógica?

Sin ánimo de ofender, ya saben que no es mi estilo.

Comete 6 delitos, mata a un ciclista y el juez le deja en libertad.
Puntúa este post